La velocidad de la luz es infinita

           

La velocidad de la luz es infinita


 La velocidad máxima de la luz no podría ser la de aproximadamente 300.000 Km/s en el vacío, ya que el vacío, según la ciencia, no es totalmente vacío. Por lo tanto el vacío también ofrece una resistencia a la luz; con lo cual la luz con las mínimas resistencias posibles podría superar dichas velocidades. En ausencia casi total de resistencias, la velocidad de la luz podría ser casi instantánea, o llámese casi infinita; como explicaré más adelante. Ya que en la ausencia total de resistencia que sería la ausencia total de existencia, la luz no podría existir; puesto que esa ausencia sería la nada y en la nada nada puede existir.


            La velocidad de la luz en el vacío no se propaga a su velocidad real ya que las partículas del vacío ofrecen una resistencia a la luz; al igual que la atmósfera terrestre ofrece una resistencia a la luz aún mayor, por ser la atmósfera más densa que la del vacío; por eso la luz en la atmósfera viaja a una velocidad más lenta. Esto quiere decir que cuanto más densa sea la existencia menos velocidad adquirirá la luz.
            El vacío no es la nada, pues en la nada no podría penetrar la luz, ni nada, porque la nada no existe; por lo tanto, en la nada no se podría medir la velocidad de la luz.


            La velocidad de la luz podría ser instantánea, que es como decir que podría ser infinita, si la existencia no frenase dicha velocidad. Una densidad menor que la del vacío tendría que tener la menor concentración posible de existencia en el menor espacio posible. Ese sería el vacío menos denso posible, y si el vacío no tuviese ninguna densidad, ese vacío sería la nada.  Entonces, la menor densidad de vacío posible sería la mínima extensión de espacio posible con la mínima concentración de existencia posible. O sea que dicho vacío sería el espacio de existencia más pequeño y menos denso posible. Entonces, ese vacío sería una pequeñez cuántica; en la que en su pequeño espacio de vacío menos denso posible la luz viajaría a sus anchas. Pero es que en ese mínimo espacio, la velocidad no tendría razón de ser, no podría continuar siendo velocidad, ya que ese pequeño mínimo espacio cuántico no tendría distancias que recorrer. Por lo tanto, la luz en esa condiciones sería instantánea, que es como decir que la luz tendría velocidad infinita.  Lógicamente, la existencia adquiriría las distancias y existencias correspondientes cuando la acumulación de partículas cuánticas fuesen más de una. 


            Sin embargo, aunque esa pequeña identidad cuántica se multiplicase en infinidades de identidades cuánticas semejantes, quizás la luz continuaría siendo instantánea, sin velocidad; ya que no sólo hace falta que se multipliquen las unidades cuánticas, sino que esa multiplicación posibilite que exista la existencia; con lo cual también existirían las distancias. Esas acumulaciones cuánticas con sus uniones dinámicas perfectamente unidas y ordenadas se transformarían en un espacio tiempo equivalente a existencia, y así podría adquirir las distancias correspondientes. 


            Existe otra posibilidad, de que exista un vacío más vacío que el vacío, o sea un supervacío o especie de agujero negro, el cual permitiría que se multiplicase de manera importante la velocidad de la luz, dada su supermínima densidad de existencia. Pero más allá de ese vacío, no podría existir otro vacío con menor densidad de existencia; ya que, entonces, se desuniría la existencia transformándose en la nada más absoluta. Entonces todo sería quietud, hasta la luz, con lo cual ni la existencia ni la luz podrían existir donde no existiría nada.


            Tal vez, la luz, se propague instantáneamente; pero no podría aparecer instantáneamente, ya que la frenarían las propias densidades de la existencia. En la materia está la prueba de que la luz es frenada totalmente, adquiriendo la luz la velocidad cero; y no por eso la luz se mueve a la velocidad cero. La luz podría no tener velocidad propia, podría ser instantánea; la cual podría muy bien ser frenada por la existencia, evitando así que aparezca instantáneamente ya que se adaptaría a la velocidad que la existencia le permitiese aparecer.  Las velocidades de la luz que se miden en las densidades de la atmósfera o del vacío, no son las verdaderas velocidades de la luz. 


            Si no existiese la existencia, que es la que le pone freno a la luz, seguramente la luz no existiría, ya que la luz existe porque existe un lugar donde propagarse que es en la existencia, aunque ésta le ponga frenos a la luz, o la reconduzca.   


            Podría ser, que la luz en realidad no posea velocidad propia y que por eso, tal vez,  su propagación sea instantánea; ya que la velocidad es más propia del espacio tiempo del dinamismo de la existencia que de la propia luz. Puesto que la luz no dispone del tiempo que le pueda hacer envejecer, evolucionar o transcurrir como tiempo. Y como la velocidad es el tiempo que tarda algo en recorrer un espacio, a mi me parece que la luz no dispone del tiempo que permita ver en la propia luz su transcurrir en el tiempo. 


            Tal vez sea la propia existencia que con su freno constante a la propagación de la luz, posibilite que la luz aparezca en sus tiempos correspondientes; impidiéndose con eso que la luz se ilumine instantáneamente. Entonces, según esta idea, sea la existencia poco densa como la del vacío o muy densa como la de nuestra atmósfera, cada densidad frena a la luz conforme a su propia densidad; y con eso se impidería cualquier mínima proyección instantánea de la luz. Si no fuera por ese freno impuesto a la luz, ésta quizás podría iluminar instantáneamente el universo entero, siempre que la cantidad de luz se lo permitiese.


            Con el freno que le impone la existencia a la luz, se impide que la luz ocupe el espacio instantáneo que le pertenece.  Obligándose con esto, que la mayoría de veces, la luz recorra un camino en línea recta, ya que la rectitud es el camino más fácil que la existencia puede ofrecer; pues la rectitud es el camino que menos obstáculos y resistencias ofrece; y lógicamente cualquier energía tiene el poder, y está predispuesta a escoger el camino más asequible, que es el de la línea recta.


            El espacio oscuro podría ser un espacio todavía sin iluminar por no haber llegado la luz a ese espacio o porque ese espacio sea muy denso como para que penetre la luz en él. O bien, podría ser que el espacio oscuro sea la misma nada en donde por ser todo nada, la luz no podría existir ahí, y la nada por ser nada tendería a ser invisible, es decir a ser oscura.


            Con respecto a la luz, he leído por ahí, que la luz es oscura y que los seres vivos, en su tiempo, adoptamos evolutivamente esa energía luminosa que baña de oscuridad todas las cosas transformándola en energía visible. Y que así, con el tiempo, nos hemos adaptado a detectar las cosas bañada con esa oscuridad llamada luz, gracias a que todas las cosas se podían impregnar de esa oscuridad llamada luz. Y no le falta razón a esa idea, que podría coincidir con otra idea mía que hace muchos años que la publiqué en internet. 

Registrado en Safe Creative el 1/04/2012
Autor: Salvador Sánchez Melgar
Http://www.articulosnuevos.blogspot.com

Respuesta de Diego Peralta (Vladimir Soloviev) a: El tiempo no existe, foro Filosofía.org

Su ensayo es cabal ratificación de que el título formal no hace al filósofo. La filosofía es quien nos elige, y usted sin duda está en la lista de elegidos. Honre esa necesidad de querer, aunque os advierto que el camino es arduo y espinoso. Ergo solo la filosofía le promete una muerte digna, tras su reciprocidad a ella. Pero sentir la filosofía es mas fuerte que uno mismo, y para usted ya es tarde para arrepentimientos. Usted es un filosofo genuino,....solo déjese llevar. Otro respetuoso saludo. Diego
Muchas gracias Diego Peralta (Vladimir Soloviev)

401ª Página (mis poesías)

701ª Página (quién soy yo)