Sobre la dualidad y otras ideas



Sobre la dualidad y otras ideas


Todo lo que se crea, todo lo que nace, todo lo que existe no puede crearse, nacer ni existir sin una base dual que lo constituya. Y esa tendencia dual será la que guiará a todo lo existente para que se construya todo de forma dual, creando consistencia y existencia. Tanto lo físico como lo psíquico, tanto lo material como lo inmaterial tienden a la dualidad, porque esa dualidad es la transmitida o la inducida por las fuerzas individuales expansivas que necesitan copias de sí mismas para procrear de forma dual. Las matemáticas necesitan un mínimo dual para poder multiplicarse, sumar o restar, pues así funciona lo existente, como unas matemáticas duales.




            No existe nada, ya sea material o inmaterial que no tenga una formación dual. ¿Por qué?, porque no se puede constituir nada sin una condición dual, sin un principio dual; porque no se puede mezclar nada de la misma especie y que salga de hay algo de otra especie. Por ejemplo: ceros mezclados con ceros siempre resultarán ceros. Todo esto quiere decir que la existencia para existir tuvo que tener un principio dual que la constituyese, y la misma dualidad contribuyó a que la existencia se multiplicase en existencia dual con posibilidades infinitas de crear más existencias duales diferentes. Todo esto quiere decir que la expansión para expandirse tuvo que tener un principio expansivo dual, y que gracias a esa dualidad expansiva la expansión se multiplicó en expansión y se multiplicará infinitamente en expansión, y además contribuirá a crear existencia dual indefinidamente. Sin un principio dual de sí misma, la expansión no sólo no hubiese podido crear existencia, tampoco se hubiese podido expansionar, cosa que consigue gracias a las copias constantes de sí misma, a sus dualidades. 




            A través de la dualidad, las mezclas duales posibilitaron infinidades de posibilidades duales que posibilitaron que la existencia existiera y que ésta pudiese existir en infinidad de existencias duales diferentes (pongo como ejemplo dos números diferentes cualquiera, por ejemplo el 0 y el 1, si se mezclan muchos ceros con unos, las posibilidades de crear números enteros son infinitas, las posibilidades de operaciones numéricas son infinitas; pues eso mismo pasa con la dualidad de la expansión y de la existencia, las posibilidades de la expansión y de la existencia de expandirse y de crear existencias diferentes son infinitas, y todo gracias a una dualidad que contribuyó a originar la expansión y luego la existencia).




            Por eso todo lo existente es de condición dual y tiende a la dualidad; por eso mismo tenemos dos ojos, dos orejas, etc.; por eso la persona más bella es la más simétrica, la más dual; por eso la perfección más perfecta es la dual, la formada por una esfera, un cuadrado, o cualquier cuerpo dual; por eso un vehículo se mantiene mejor con posibilidades duales; por eso todo se inclina a la dualidad. 




            La materia tiene una constitución dual, aunque muchas de sus formas sólidas no parezcan duales; la dualidad de la materia está patente en su condición material. Las materias sólidas de formas desiguales, no se pueden dividir en dos partes físicamente iguales; sin embargo, sí que se podrían dividir en dos partes iguales en peso, en distancia a las demás cosas y en constituciones energéticas. Es decir, que la condición dual de la materia está siempre patente en ella misma como materia, como también lo está en todo lo existente, sea material o inmaterial.




            La idea que expongo a continuación sobre la posibilidad de que exista más de un universo, se contradice con otra idea mía que expongo en otro artículo expuesto en este libro en la que traté de demostrar que sólo puede existir un único universo, y continuo creyéndolo así. Espero que se acepte la idea que expongo a continuación como una idea imposible, como si se tratase de ciencia ficción; ya que solamente acepto como cierta la idea de que únicamente puede existir un único universo; sin embargo, no renuncio a la verdad que puedan tener las otras ideas que acompañan a esta idea: Dentro de nuestro universo podrían existir infinitos universos expansivos que a la vez contengan también infinitos universos expansivos. Esto podría ser posible gracias a que los universos podrían estar separados entre sí por la nada; ya que la existencia en sí puede ser una mezcla de la nada con nada hecha existencia, y cada infinita mínima porción de la nada podría ser una infinita porción en dónde podrían caber infinitos universos.




            La nada es absoluta en nada, excepto la existencia contenida en la nada, que por ser existencia es un compuesto de la nada. La existencia es un movimiento imparable de la nada, que  no cesa de componer existencia y de expandirse. En el momento en que se frene ese sin cesar expansivo, toda la existencia en menos de un instante dejaría de existir, se diluiría en lo que en el fondo es, la nada hecha dinamismo, la nada hecha existencia. 




            La nada puede estar en cualquier parte, dentro y fuera de cualquier existencia; y cada subatómica porción de la nada podría contener infinidades de existencias, de universos que contengan a su vez infinidades de subatómicas porciones de la nada que a su vez contengan otros infinitos universos y otras porciones subatómicas de la nada, y así sucesivamente; porque dentro de la nada ni lo pequeño, ni lo grande, ni lo existente, ni lo no existente tienen dimensiones, ya que la nada por ser nada, no tiene dimensiones ni límites.

Respuesta de Diego Peralta (Vladimir Soloviev) a: El tiempo no existe, foro Filosofía.org

Su ensayo es cabal ratificación de que el título formal no hace al filósofo. La filosofía es quien nos elige, y usted sin duda está en la lista de elegidos. Honre esa necesidad de querer, aunque os advierto que el camino es arduo y espinoso. Ergo solo la filosofía le promete una muerte digna, tras su reciprocidad a ella. Pero sentir la filosofía es mas fuerte que uno mismo, y para usted ya es tarde para arrepentimientos. Usted es un filosofo genuino,....solo déjese llevar. Otro respetuoso saludo. Diego
Muchas gracias Diego Peralta (Vladimir Soloviev)

401ª Página (mis poesías)

701ª Página (quién soy yo)