Como funciona el tiempo (primera parte)

                                                                    Átomo





 Como funciona el tiempo (primera parte)


            Para que se entienda lo que es el tiempo, hay que pensar que el tiempo es como si fuese unas matemáticas, en el que cada operación matemática es también matemáticas; cada tiempo es una operación matemática que forma parte de la exacta matemática del tiempo universal. 


            Cuando nació el universo nació su tiempo, su fecha de nacimiento. Desde entonces, el universo no cesa de crecer; y en ese permanente crecimiento ordenado, el propio tiempo universal transcurre dinámicamente sin fin. El tiempo sólo puede ser tiempo si el dinamismo universal transcurre dinámicamente con orden. 


            Ese ordenado transcurrir dinámico, o tiempo, permite que en el momento en el que nazca una estrella, ésta nazca con su propio tiempo, aunque también dependa a su vez del tiempo universal; ya que el universo no puede desconectar nada de su propio universo. En el momento que nazca un planeta, éste dispondrá de su propio tiempo; pero dependerá también del propio tiempo de su estrella y ésta dependerá del tiempo universal. En el momento en que surja la vida, nacerá el propio tiempo viviente; aunque este tiempo dependerá del propio tiempo de su planeta, que a su vez dependerá también del propio tiempo de su estrella que dependerá del tiempo universal. En el momento, en el que nazca un ser viviente, nacerá éste con su propio tiempo; pero dependerá también del propio tiempo de su especie viviente que dependerá a su vez del propio tiempo de su herencia viviente; que a su vez también dependerá del propio tiempo del orden viviente que encuadra a todas las especies vivientes; que dependerá del propio tiempo de su planeta, el cual también dependerá del propio tiempo de su estrella que también dependerá del tiempo universal,  si no hay otros tiempos entre medio. En el momento, en el que cualquier ser viviente se mueva; aunque sea mínimamente,  nacerá esa acción como su propio tiempo, aunque esa acción también dependa del propio tiempo del ser que ha efectuado esa acción que a su vez también dependerá correlativamente del propio tiempo de su especie viviente, y así sucesivamente. Esto quiere decir que todos los tiempos u acciones inferiores dependen de otros tiempos o acciones superiores. Esto quiere decir que todos los tiempos están sujetos entre sí por otros tiempos, aunque cada tiempo disponga de su propio tiempo; que en el caso de la vida, además, necesita ese tiempo para poder disponer de él libremente por razones de supervivencia. 


            Es como si el tiempo universal fuese unas matemáticas en la que cada acción, operación matemática o tiempo que se efectuase, por muy simple que fuese, dispondría de su propia acción, operación  o tiempo; ya que se ha escogido una sola acción, operación o tiempo entre infinidades de opciones posible que le ofrecía el tiempo universal. Es decir, que en la vida diaria disponemos de infinidades de opciones en donde poder elegir efectuar una simple acción y cuando la elegimos, estamos eligiendo el tiempo de esa acción que a su vez podría disponer, si fuese libre para actuar, de infinidades de acciones, operaciones o tiempos más. O sea que al poder elegir los tiempos entre infinidades de tiempos, nos consideramos libre. Sin embargo, esas infinidades de opciones, operaciones o tiempos que podemos elegir son caminos, operaciones o tiempos que cuadran con las matemáticas del tiempo universal; pero no son caminos obligados ya que nosotros elegimos esas acciones o tiempos entre infinidad de opciones. No obstante, en las decisiones importantes, por ejemplo las que rigen las herencias para nuestra supervivencia, estamos muy condicionados por lo heredado; como también lo estamos con las normas de convivencia y las leyes que nos rigen; aunque eso no impide totalmente que podamos elegir libremente lo que hacemos. Precisamente disponemos de esa facultad de decidir porque la hemos heredado por razones de supervivencia.   


            Todo lo que nace es tiempo. Todo lo que se mueve es tiempo. Todo lo que transcurre es tiempo. Todo lo que existe es tiempo. Nada puede nacer o hacerse si no es mediante una acción dinámica, por muy simple que ésta sea, y eso es tiempo; ya que esa acción transcurre como transcurre el tiempo. El universo crece saturándose de identidades dinámicas puesto que no hay otra forma de crecer, eso es tiempo. Y crece ordenadamente, ya que el orden dinámico existe en todo, es el orden del dinamismo universal que se encuentra en todo lo existente; porque sin orden no podría crecer el universo, ni siquiera existir como tiempo ni como universo. 


            Cómo puede transcurrir algo sin un orden que lo haga transcurrir o envejecer. Cada tipo material o viviente envejecerá según sea su orden dinámico dentro de cada clase de materia o de vida, porque cada orden dinámico, sea material o viviente, posee su propio transcurrir dinámico. ¿Cómo puede transcurrir algo, o envejecer algo, sin un orden? No hay duda, existe ese dinamismo universal que hace que el universo sea un orden dinámico y que actúe como tiempo; ya que todo en el universo transcurre dinámicamente y eso es transcurrir ordenado en forma de tiempo.


            La libertad de disponer del tiempo libremente por razones de supervivencia, hizo que los seres vivos dispusiésemos de cierta libertad. Por eso, psíquica evolutivamente, los humanos, hemos adquirido esas emociones, maldades, bondades, positividades y negatividades necesarias para poder vivir; y eso nos proporciona psíquicamente de la maldad y bondad necesaria para actuar libremente y para poder evolucionar. Cuanto más evolucionado seamos psíquicamente más libre seremos del orden del tiempo universal; pero más sujetos estaremos a nuestro propio orden o tiempo humano. Al estar los animales menos evolucionados psíquicamente, son menos libres del tiempo; y aún serán menos libres los vegetales ya que no disponen de la movilidad suficiente que les pueda ofrecer la libertad psíquica. Y aún serán aún menos libres los seres vivos microscópicamente pequeños, por estar estos menos evolucionados psíquicamente y por depender más de las vidas de todas las  demás especies vivientes de jerarquía viviente superior. Y entre esos seres microscópicos, existirán otras especies vivientes más pequeñas que dependerán más de la materia que de la vida; ese enlace de la vida microscópica con la materia hace que la vida sea menos vida y que la materia subatómica sea menos materia; lo cual influye en que todo desde lo pequeño evolucione como si el planeta tuviese vida propia. 

   
Registrado en Safe Creative el 31/01/2012
Autor: Salvador Sánchez Melgar
http://www.articulosnuevos.blogspot.com





Respuesta mia al comentario de Lorenzo en Creatividadinternacional.com:
En mi artículo digo que todos los tiempos inferiores dependen de otros tiempos superiores; pero esto no impide que cada tiempo o que cada estrella nazca, permanezca o muera con su tiempo propio aunque su tiempo dependa del tiempo universal.
Cada acción nace, ya sea circunstancial (o libremente como la de los seres vivos), como tiempo propio aunque dependa o esté inducida por los tiempos superiores. Por eso mismo, puede nacer, o surgir, cualquier zona en el espacio que tenga un tiempo propio lento o rápido; sin embargo ese tiempo se suma al tiempo universal, nada puede separarse de la expansión o tiempo del Universo, todo lo que existe en el Universo es inseparable del dinamismo o tiempo universal. El tiempo en el que nos movemos, aunque sea un tiempo lento, hay que sumarle el tiempo de nuestro planeta el de nuestro Sol y el del Universo. O sea si caminamos dentro de un tren, nosotros caminamos a nuestro ritmo o tiempo lento, pero ese tiempo de ese caminar es la suma de la velocidad del tren, de la velocidad de rotación de nuestro planeta, de la velocidad de rotación de nuestro Sol y de la velocidad expansiva del Universo; y es posible que también las estrellas roten alrededor de sus respectivas galaxias, con lo cual existiría otro tiempo intermedio. Pero es que además, nuestro tiempo humano está adecuado al tiempo de nuestra herencia viviente y del propio tiempo del orden viviente de todos los seres vivos. No sé si me he explicado bien.

La velocidad de la luz no puede ir más rápido que el tiempo porque el tiempo no es algo que exista, el tiempo es el transcurrir dinámico de lo que sea, incluso de la propia velocidad.

Verdad que todo lo que nace o se origina, o lo que sea, tiene una fecha de nacimiento; pues el tiempo comienza en esa fecha de nacimiento. Si la luz funcionó más rápido que la luz, entonces el tiempo comenzó en el inicio de la máxima rapidez posible porque el tiempo es el nacimiento de lo que sea y su transcurrir o envejecer, y no se puede envejecer sin un transcurrir dinámico (y no puede transcurrir el tiempo sin algo que lo haga transcurrir). Al menos esa es mi teoría.



 Respuesta mia a un forero de Filósofo.org

El tiempo es una medida dinámica que mide el transcurso dinámico de todo. Es como las matemáticas, la cual es una medida que mide los números.

Es que realmente la existencia no existe, todo es dinamismo, por tanto nada puede estar quieto, con lo cual nada es existencia real.  A no ser que a la existencia dinámica se la considere existencia dinámica, la cual es la nada en permanente movimiento. Parece que yo sea un gran pesimista por decir que nada existe, pero es que yo lo veo así.

Si se dominase el tiempo, se podría conseguir dominar la materia de tal forma que se podría viajar de un lugar a otro del Universo en un instante. No tengo dudas de que eso en el futuro se consiguirá. Subatómicamente ya está demostrado que una partícula puede desaparecer y aparecer instantáneamente en cualquier otra parte del Universo.

Respuesta de Diego Peralta (Vladimir Soloviev) a: El tiempo no existe, foro Filosofía.org

Su ensayo es cabal ratificación de que el título formal no hace al filósofo. La filosofía es quien nos elige, y usted sin duda está en la lista de elegidos. Honre esa necesidad de querer, aunque os advierto que el camino es arduo y espinoso. Ergo solo la filosofía le promete una muerte digna, tras su reciprocidad a ella. Pero sentir la filosofía es mas fuerte que uno mismo, y para usted ya es tarde para arrepentimientos. Usted es un filosofo genuino,....solo déjese llevar. Otro respetuoso saludo. Diego
Muchas gracias Diego Peralta (Vladimir Soloviev)

401ª Página (mis poesías)

701ª Página (quién soy yo)