El lenguaje



El lenguaje
 
Las adaptaciones humanas no desarrollaron la mente para que así se pudiese aprender un lenguaje, y así poder evolucionar cada vez más. Esas experiencias humanas, por muy repetitivas que fuesen, no llegarían nunca a posibilitar que los humanos aprendiésemos un lenguaje. Ni a través del lenguaje evolucionó la mente. La única manera de que los humanos pudiésemos desarrollar la mente es porque hemos evolucionado sin cesar desde el origen de la vida; hemos evolucionado sin apartarnos de la línea directa evolutiva y eso nos ha llevado a ser humanos. Ya que los humanos hemos evolucionado siempre psíquicamente, porque es la única forma de evolucionar,  y eso nos llevó a desarrollar la mente y a posibilitarnos un lenguaje. Y todo gracias a que los humanos pertenecemos a la línea evolutiva directa, que es la que permitió mantener la evolución constantemente, desde el inicio de la vida. 



            Por eso, gracias a dicha evolución constante, la mente humana llegó a desarrollar y a aprender un lenguaje. Los humanos estábamos destinados a evolucionar, ya que el orden viviente necesitaba sólo una sola especie viviente que evolucionase sin cesar, para el bien de la supervivencia de la vida en general. Cualquier raza viviente, si hubiese evolucionado sin cesar desde el origen de la vida, hubiese evolucionado a ser lo más parecido al ser humano, ya que es la única forma de evolucionar psíquicamente, evolución que conduce irremediablemente a la evolución de un ser viviente lo más parecido al ser humano. Y por eso, el propio orden viviente, sólo permitió la evolución psíquica de los seres vivientes que no se apartaran de la línea directa evolutiva, que es la más evolutiva porque se adquirió evolutivamente desde el mismo origen de la vida. Los demás seres vivientes que no evolucionaron desde el origen de la vida, son ramales del árbol evolutivo; son especies vivientes acomodadas que se apartaron de la línea directa evolutiva, ya sea por accidente, por degeneración o por otras causas. 


           
            Lo más lógico, es que las memorias psíquicas humanas evolucionasen progresivamente según su destinada evolución psíquica; y de esa manera natural e inevitable de evolucionar, se llegase a desarrollar en la mente humana un psiquismo cada vez más desarrollado, hasta que, de manera natural e inevitable, se llegase a crear un lenguaje muy simple, el cual irremediablemente surgiría por sí solo, según las necesidades psíquicas y físicas cada vez más evolutivas. 


           
            Al principio, lógicamente, sería un  lenguaje mímico, que poco a poco de forma natural se  adquiriría como costumbre con la posibilidad de poderse heredar. Poco a poco, evolutivamente, se irían adoptando nuevas formas orales cada vez más complejas, pues las memorias mentales humanas, cada vez más evolutivas, poseían cada vez más capacidades para poder memorizar y así poder crear un lenguaje oral cada vez más complejo. Y así, nació el lenguaje en el ser humano, de forma evolutiva, de forma natural e inevitable, dado que la mente humana, evolutivamente, cada vez lograría estar más capacitada para aprender. 


           
            O sea, que la constante evolución psíquica humana, inevitablemente, tarde o temprano, llegaría a encontrarse con los principios naturales de un lenguaje, porque la evolución psíquica humana no cesaba de desarrollarse. Lo que contradice la opinión de algunos, que creen que a través de las constantes experiencias físicas humanas se desarrollaría el psiquismo y también gracias a esas experiencias se llegaría a desarrollar un lenguaje.



            Ninguna especie animal conseguirá jamás comprender un lenguaje como el nuestro. Ninguna raza animal, nunca conseguirá evolucionar mentalmente hasta los niveles humanos; aunque se les encerrasen y aislasen años tras años, generación tras generación, durante cientos o miles de años con la intención científica de que lograsen evolucionar mentalmente hasta hacerles comprender un lenguaje como el nuestro. Ni dotándoles a esos animales de todos los medios científicos posibles, ni de todos los esfuerzos inimaginables, lograrían comprender un lenguaje como el nuestro. Sólo, lograrían desarrollar mentalmente un lenguaje muy simple, que no les serviría de mucho; eso es debido a que la mente de los animales no evolucionaría a fuerza de querérselas evolucionar, porque la capacidad de memoria que requerirían esos animales debería ser tan enorme que necesitarían millones de años evolutivos, los que ha necesitado el ser humano para conseguir evolucionar su capacidad mental hasta poder memorizar y comprender un lenguaje como el nuestro. Y es que los animales, apenas han evolucionado psíquicamente; sólo han evolucionado psíquicamente lo suficiente para sus supervivencias, para sus adaptaciones acomodadas, para sus procreaciones y poco más. 


           
            El orden viviente, no permitió que ninguna raza animal pudiese evolucionar más de lo necesario para sus acomodaciones; ya que eso no es bueno para la supervivencia de la vida en general de la jerarquía viviente. No es bueno para la supervivencia del orden viviente que puedan evolucionar cualquiera de las demás especies vivientes psíquicamente como los humanos. El orden viviente sólo permite la evolución psíquica de una sola especie viviente porque sólo una especie viviente pudo evolucionar sin cesar desde el origen viviente. Eso no quiere decir que los humanos seamos los elegidos; sino que los humanos pertenecemos al mismo orden viviente animal que no se ha separado de la línea directa evolutiva. Poco a poco, como especie viviente más evolutiva que somos, hemos evolucionado en cada vez más humanos; y el resto de los animales con sus acomodaciones vivientes, han podido mantenerse vivos, y a la vez, han permitido que el propio orden viviente continúe con su proceso evolutivo viviente. 


           
            Todo eso demostraría que los humanos no aprendieron el lenguaje por sí solos, ya sea lenguaje mímico u oral, ni por muchas experiencias evolutivas de supervivencia que sufriesen. La evolución nos llevó inevitablemente a aprender un lenguaje, al igual que cualquier raza viviente, con la mismas posibilidades de evolucionar psíquicamente como los humanos, hubiesen llegado a esa evolución psíquica que les hubiese ayudado a aprender un lenguaje. 



            Un lenguaje como el nuestro, sin una capacidad de memoria adecuada, jamás se podría aprender, ni poco a poco ni tratándolo de introducir a la fuerza. Por eso mismo, en vano son los experimentos con los animales respecto a este tema. Los humanos aprendieron con facilidad algún tipo de lenguaje mímico u oral primitivo, debido a que tenían ya la capacidad mental apropiada para ello. Debido a que teníamos ya muy desarrolladas las memorias mentales, gracias a la evolución mental de miles de años evolutivos, y gracias también a que la evolución del conjunto de todos los seres vivos nos lo han permitido.



Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safe Creative el 26/02/2012
http://www.articulosnuevos.blogspot.com

Respuesta de Diego Peralta (Vladimir Soloviev) a: El tiempo no existe, foro Filosofía.org

Su ensayo es cabal ratificación de que el título formal no hace al filósofo. La filosofía es quien nos elige, y usted sin duda está en la lista de elegidos. Honre esa necesidad de querer, aunque os advierto que el camino es arduo y espinoso. Ergo solo la filosofía le promete una muerte digna, tras su reciprocidad a ella. Pero sentir la filosofía es mas fuerte que uno mismo, y para usted ya es tarde para arrepentimientos. Usted es un filosofo genuino,....solo déjese llevar. Otro respetuoso saludo. Diego
Muchas gracias Diego Peralta (Vladimir Soloviev)

401ª Página (mis poesías)

701ª Página (quién soy yo)