Cómo funciona el tiempo (segunda parte)

                                                               
 Cómo funciona el tiempo (segunda parte)


 Modelo de átomo

             Si me leen atentamente comprobarán que el tiempo es lo que yo digo que es.
            Como ya dije en la primera parte de "cómo funciona el tiempo": El tiempo es el transcurrir dinámico de todo, ya que absolutamente todo se mueve y todo transcurre dinámicamente.
            Cuando se originó el universo, se originó algo que surgió, lógicamente, como infinito pequeño movimiento, algo que llamaré esencia dinámica, la cual no era existencia real, sólo podía ser existencia dinámica. Entonces, se originó la acción, se originó el comienzo de algo, o sea que se originó el tiempo.
            Como todo lo que rodeaba a ese algo, a esa identidad dinámica, no existía; irremediablemente esa presión la obligaría a dividirse constantemente; pero se dividiría duplicándose hacia dentro, no hacia fuera. Esas nuevas identidades dinámicas, que nacían sin cesar, se deberían atraer mutuamente entre sí, pues todo lo demás que le rodeaba no existía, era la nada; con lo cual, esas atracciones mutuas obligarían  a esas esencias a duplicarse aún más; pero como existencia dinámica, es decir, como existencia que no ocupa espacio. Es decir, que esas duplicaciones constantes no son en realidad una multiplicación constante de esencias dinámicas semejantes entre sí, sino una división, ya que se multiplican interiormente, hacia el infinito interior de su propio agujero negro.
            Esas esencias dinámicas sólo pudieron surgir de ellas mismas, y sólo podían surgir como unidades dinámicas semejantes entre sí, pues de las infinitas pequeñas unidades dinámicas sólo se puede surgir como infinita pequeña unidad dinámica y sólo existe un tipo de infinita pequeña unidad dinámica que es la más infinitamente pequeña que existe.
            De manera, que gracias a las duplicaciones constante, ese pequeño universo dinámico cada vez se haría más grande dinámicamente hablando. Cada vez nacían y se acumulaban más esencias dinámicas en un mismo infinito pequeño espacio dinámico. Por eso, por ser un universo dinámico rodeado de la nada, ese espacio era infinitamente pequeño, ya que crecía interiormente sin fin, puesto que fuera no podía crecer, ya que lo de fuera no existía. O sea, que crecía como si fuese un agujero negro, pero hacia dentro.
            De esa manera, nuestro universo, basado en una constante acumulación dinámica de esencias dinámicas semejantes entre sí, crecía en un infinito pequeño espacio que cada era más grande como acumulación dinámica, como existencia dinámica, que no es lo mismo que existencia real. Por eso, en nuestro universo dinámico, lo grande y lo pequeño no existen como existencias reales, ya que son existencias dinámicas.
            De esa manera, el universo nació como un orden dinámico equivalente a tiempo, ya que todo en el universo se dividía ordenadamente, saturándose de cada vez más identidades dinámicas semejantes entre sí. O sea que el universo  transcurriría dinámicamente de una manera ordenada; y es que no existe otra manera que se pueda transcurrir dinámicamente, sino es ordenadamente.
            El tiempo representa las sucesivas acciones de algo que no puede frenarse, de algo que transcurre sin cesar. De algo como la totalidad del universo que constantemente va dividiéndose sin cesar de cada vez más unidades dinámicas; ya que la cada vez mayor acumulación dinámica le obliga a ello.
            Esas acumulaciones dinámicas al estar compuesta de unidades dinámicas infinitamente pequeñas, al poderse dividir en unidades dinámicas semejantes entre sí, solo podrían constituirse en un orden; en un universo dinámico ordenado, equivalente al tiempo. Por consiguiente, absolutamente todo el universo forma un orden dinámico llamado tiempo.
            Dentro de las acumulaciones dinámicas del universo; pueden formarse acumulaciones dinámicas más o menos densas, que compondrían las energías, las materias, incluso la vida. De esa forma ordenada de existir, todo existiría sincronizada dinámicamente como orden o tiempo, sin que pudiese frenarse el dinamismo universal. Universo que todavía continua saturándose de cada vez más identidades dinámicas.
            Eso hacía que el universo no cesase de moverse y crecer interiormente de manera dinámica. Eso hacía que todo fuese tiempo, que todo se comportase ordenadamente como tiempo y que a la vez todo se sincronizase como tiempo. Eso hacía que todo lo existente fuese un orden dinámico llamado tiempo, en el que todo lo que existía surgía como tiempo y se mantenía sincronizado con el tiempo universal. Eso hacía que el transcurrir dinámico de todo lo existente no poseyese pasado ya que su transcurrir dinámico no podía frenarse para así poder constituir un pasado. El pasado no existe porque el presente no se puede parar como presente para así poder justificar que existe el pasado; y como el presente no se puede parar, tampoco existe el presente; ni siquiera existe el futuro el cual no se puede parar, por eso el futuro llega a ser presente. Eso demuestra que el tiempo no existe; sólo existe el tiempo como un transcurrir dinámico.
            Las acumulaciones dinámicas pueden formar energías, materias y vidas sin dejar de ser acumulaciones dinámicas sincronizadas con la saturación dinámica universal. Con lo cual, aunque cada acumulación dinámica posea su propio orden o tiempo, más o menos lento o rápido, todas las acumulaciones dinámicas se sincronizan componiendo un solo orden o tiempo que se sincroniza con el orden o tiempo universal; pues el universo no puede separar su propio orden de otros ordenes; su propio dinamismo de otros dinamismos, su propio universo de otros universos o su propio tiempo de otros tiempos ya que todo el universo forma una única saturación dinámica. Por lo tanto, todos los tiempos de la energía, de la materia o de la vida se adaptan al tiempo universal, que es una forma de adaptarse unos tiempos a otros.
 


Registrado en Safe Creative el 11/02/2012
Autor: Salvador Sánchez Melgar
Http://www.articulosnuevos.blogspot.com

Respuesta de Diego Peralta (Vladimir Soloviev) a: El tiempo no existe, foro Filosofía.org

Su ensayo es cabal ratificación de que el título formal no hace al filósofo. La filosofía es quien nos elige, y usted sin duda está en la lista de elegidos. Honre esa necesidad de querer, aunque os advierto que el camino es arduo y espinoso. Ergo solo la filosofía le promete una muerte digna, tras su reciprocidad a ella. Pero sentir la filosofía es mas fuerte que uno mismo, y para usted ya es tarde para arrepentimientos. Usted es un filosofo genuino,....solo déjese llevar. Otro respetuoso saludo. Diego
Muchas gracias Diego Peralta (Vladimir Soloviev)

401ª Página (mis poesías)

701ª Página (quién soy yo)